Edisur News
Asesor Inmobiliario  ·  2020-09-07 13:00:00

La oportunidad de invertir en Inmuebles para alquilar

Los beneficios de adquirir propiedades con fines de renta en el contexto mundial actual y tras la sanción de la nueva Ley de alquileres en el país.

En contextos económicos desfavorables o de incertidumbre, como se ha generado en la mayoría de los países del mundo a raíz de la pandemia del coronavirus, aparecen algunas preguntas recurrentes entre quienes han estado haciendo alguna reserva monetaria: ¿En qué invertir los ahorros? ¿Cómo hacer para que la inversión genere más ingresos? Es cierto que existen varias respuestas a estos interrogantes, sin embargo, en esta nota nos enfocaremos en contar cuáles son los beneficios de una de ellas: comprar inmuebles para alquilar.

Los bienes raíces han sido, desde siempre, una de las opciones más elegidas por los ahorristas, tanto para resguardar el valor monetario, e incluso incrementarlo, como para la adquisición de propiedades con la finalidad de alquilarlas y obtener un beneficio extra. Esto se debe principalmente a que es una inversión segura, que no requiere demasiado esfuerzo y sus condiciones son poco flexibles a los factores externos. 

En este sentido, Virginia Manzotti, presidenta del Colegio Profesional Inmobiliario (CPI), sostiene que “sin lugar a dudas, la crisis del coronavirus es la más extraordinaria, extrema y extraña de las que le ha tocado pasar al sector inmobiliario. Pero estamos observando que, a mediano plazo, se irá acomodando el mercado, principalmente en cuanto a los precios, en forma casi natural. Ese será un excelente momento para el inversionista con liquidez, que busca nuevos negocios, atraído por los precios de equilibrio”.

Más y mejores beneficios de ahorro

A diferencia de otros métodos de ahorro, el rédito de los inmuebles no depende generalmente de tasas de interés establecidas por el sistema bancario; su valorización nunca disminuye, sino que por el contrario aumenta con el tiempo; el precio se estipula en monedas extranjeras estables; existen buenas oportunidades de compra y financiamiento en el mercado; no requiere demasiados recursos humanos para su administración; y la inversión es de bajo riesgo. Según la revista Forbes, “si se hace una correcta elección, la ventaja es la obtención de utilidades de hasta 30 por ciento, en un periodo promedio de tres años”.

“El mercado inmobiliario siempre ha sido sólido, ya que alcanza la estabilización del valor independientemente de las fluctuaciones coyunturales, más aún cuando la crisis es ajena a la construcción, como en este caso”, asegura Manzotti, que además es miembro del Triunvirato de Gobierno de COFECI.

La construcción como motor de la economía

En cuanto al lugar que ocupa la construcción en la economía, la presidenta del CPI sostiene que “es uno de los grandes motores, por ello serán importantes las decisiones del gobierno nacional  en este sentido, sobre todo desde el plano económico – financiero, permitiendo las inversiones inmobiliarias con tasas subsidiarias, políticas fiscales para el sector, que permitan a los desarrolladores nuevos proyectos, teniendo en cuenta que dichas medidas tienen un impacto importante en todo el mercado”.

“Este sector económico no solo da trabajo a los obreros de la construcción, sino que moviliza más de cien rubros relacionados con los inmuebles y por qué no, da una solución a la crisis habitacional. Por ello, insistimos que invertir en inmuebles para alquilar resguarda los ahorros, los capitaliza y sigue siendo la opción más segura, al menos la que da más tranquilidad”, aseguró Manzotti.

Nueva Ley de Alquileres

Hace algunas semanas, el Senado sancionó la nueva ley de Alquileres, que modificó el vínculo entre propietarios e inquilinos. Esta nueva normativa incorpora varios cambios contractuales, que tienen que ver con las cuestiones de plazos, garantías y actualización de rentas, que en cierto punto benefician a los locadores y hacen más rentables la actividad.

Por ejemplo, entre las modificaciones más importantes, se extendió la duración de los contratos de locación a tres años. Esto permite mayor estabilidad, ya que el mismo locatario podrá permanecer más tiempo en la propiedad, o al menos las obligaciones son más perdurables. 

En cuanto a la actualización del valor del alquiler, la nueva norma establece que el precio se incrementará una vez por año, con un índice compuesto en un 50 por ciento por la inflación que mide el Indec y la otra mitad por la evolución de los salarios. De esta forma, la renta se mantiene actualizada y en proporción al proceso inflacionario, evitando pérdidas monetarias para el propietario.

Por último, se ampliaron las opciones de garantías que pueden presentar los locatarios, al contemplar la propietaria, el seguro de caución, el aval bancario, la garantía de fianza o fiador solidario y el recibo de sueldo. Esto da mayor seguridad a los propietarios, que dispondrán de estos recursos para asegurar el cumplimiento de lo acordado y la disponibilidad del inmueble.

Estos cambios han provocado al mismo tiempo un incremento del valor de mercado, por lo que el precio de las arrenda ha subido exponencialmente, haciendo más rentable la actividad.

TODAS LAS CATEGORÍAS

EMPRENDIMIENTOS EN ESTA NOTA

CARGAR MÁS NOTAS

¿Encontraste algo interesante?
Compartí esta página en tus redes sociales

Agencia de Publicidad Córdoba
edisur_header_edisur@2x
¿Encontraste algo interesante?
¡Llamanos! 0810-888-3347
Solicitá un asesor
¡Contactate ahora! ¡Llamanos! 0810-888-3347