Edisur News
La Ciudad  ·  2021-03-19 13:00:00

¬ŅQu√© secretos ocultan los gruesos muros del Hotel Eden?

Grupo Edisur te cuenta la historia, mitos y leyendas que se esconden dentro del icónico establecimiento ubicado en las sierras de Córdoba.

El Eden Hotel fue uno de los alojamientos más icónicos de la historia cordobesa, cuya construcción dio origen a la ciudad de La Falda. Por él pasaron importantes personalidades de la Argentina y extranjeros, como los presidentes Julio Argentino Roca, José Figueroa Alcorta, Agustín P. Justo y Roberto Marcelino Ortiz. También estuvieron artistas y miembros de la nobleza europea, como Eduardo de Windsor y Humberto II de Italia. Además, visitaron el lugar pero no se alojaron en él, Albert Einstein y Ernesto Che Guevara.
 
Grupo Edisur te invita a conocer la historia, mitos y leyendas que se esconden debajo de los gruesos muros de uno de los edificios más icónicos y misteriosos de las sierras cordobesas.

Los primeros pasos

El 19 de agosto de 1897, Roberto Bahlcke, un exoficial del ej√©rcito alem√°n radicado en la ciudad de C√≥rdoba, adquiri√≥ la Estancia La Falda de La Higuera, de 900 hect√°reas, en lo que por entonces era Huerta Grande. Acto seguido, se asoci√≥ con Juan Kurth, c√≥nsul de Suiza y fundador de la Bolsa de Comercio de C√≥rdoba, y la empresaria alemana Mar√≠a Herbert de Kreautner para, con cr√©ditos concedidos por Ernesto Tornquist, due√Īo de la Refiner√≠a Argentina de Az√ļcar en Rosario; levantar un hotel al pie del cerro El Cuadrado.
 
Casi 5.000 toneladas de materiales comenzaron a llegar en tren, a una estación ubicada a 6 km de distancia, y desde ahí fueron transportadas por camiones hasta el lugar donde se estaba levantando el edificio. En enero de 1898, apenas con la mitad del establecimiento construido, comenzaron a llegar los primeros huéspedes.

No todo fue seg√ļn lo planeado

A pesar de contar con pasajeros casi constantemente, los créditos que se habían tomado se hicieron casi imposibles de pagar y, en 1904, la sociedad se disolvió, quedando María Herbert de Kreautner como administradora. En busca de mayores ingresos, la empresaria promociona el hotel en Europa, incrementando la clientela y comenzando a obtener ganancias.
 
Sin embargo, en 1912, Mar√≠a decide volver a su tierra natal y pone a la venta el establecimiento, que es adquirido por los hermanos Walter y Bruno Eichhorn. Dos a√Īos despu√©s, el emprendimiento segu√≠a sin ser lo suficientemente rentable como para solventar las deudas que se hab√≠an contra√≠do, por lo que sus propietarios decidieron lotear la estancia, naciendo en ese momento la localidad de La Falda.

Tiempos de incertidumbre

La cercan√≠a de Walter Eichhorn y su esposa Ida Bonfert al nazismo hizo que, cuando en 1945 Argentina le declar√≥ la guerra al Eje, el hotel fuera incautado y utilizado como una prisi√≥n de lujo para los miembros de la diplomacia japonesa. Dos a√Īos despu√©s, tras la llegada de Per√≥n al gobierno, el establecimiento fue devuelto a sus due√Īos, quienes lo pusieron en venta casi inmediatamente, siendo adquirido por la firma Tres K.
 
Casi una d√©cada despu√©s, la deuda que hab√≠an contra√≠do la empresa propietaria era tan alta, que el emprendimiento fue rematado. El alojamiento abri√≥ sus puertas por √ļltima vez como tal en la temporada de 1965. Por ese entonces, su apoderado era Armando Balb√≠n, hermano del dirigente radical.

Un nuevo renacer

Tras décadas de abandono y vandalismo, el hotel fue declarado Monumento Histórico Municipal, como un proyecto para revalorizar el edificio y convertirlo en un ícono de la localidad. En 1998, el predio fue adquirido por el municipio de La Falda, que procedió a restaurarlo y concesionarlo para su explotación turística.
Conexiones con la Alemania Nazi

En 1995, el FBI desclasificó documentos de la investigación que habían realizado sobre el matrimonio de Walter e Ida Eichhorn, en los que se revela que la pareja fue una importante contribuyente económica para el ascenso de Adolf Hitler y el advenimiento del nazismo, y que hasta formaron parte de los planes que especulaban con una huida desesperada en las horas previas a la caída de Berlín.
 
A esta investigación se suma el testimonio del historiador de La Falda, Carlos Panozzo, quien aseguró que "los discursos y arengas de Hitler, en su momento de mayor auge, eran captados por una antena de onda corta levantada en el techo del Eden, y retransmitidos dentro y fuera del hotel por altoparlantes".

Tambi√©n se conoce que, el 15 de mayo de 1935, los Eichhorn fueron invitados a la Canciller√≠a del Reich donde fueron condecorados por el propio l√≠der alem√°n y recibieron un diploma de su pu√Īo y letra que dec√≠a: "Querido camarada Eichhorn: desde su ingreso en 1924 usted junto con su esposa ha apoyado al movimiento nacionalsocialista con enorme esp√≠ritu de sacrificio y acertada acci√≥n, y a m√≠ personalmente, ya que fue su ayuda econ√≥mica la que me permiti√≥ ‚ÄĒen el verdadero significado de la palabra‚ÄĒ seguir guiando la organizaci√≥n".
 
Adem√°s, se presume que Adolf Eichmann y Josef Schwammberger, dos importantes dirigentes nazis, pasaron por el hotel y, en los √ļltimos a√Īos de la Segunda Guerra Mundial, unos 1.200 alemanes llegaron a la zona de La Falda impulsados por la relaci√≥n que exist√≠a entre Hitler y el matrimonio.

Cuentos de fantasmas

El Hotel Eden ha sido tambi√©n escenario durante las √ļltimas d√©cadas de algunas historias paranormales. La m√°s conocida es una que comenz√≥ hace algunos a√Īos durante una visita guiada, en la que una ni√Īa le dijo a su madre que hab√≠a ‚Äúuna nena que invita a jugar en su habitaci√≥n‚ÄĚ. El gu√≠a a cargo del recorrido le pregunt√≥ a los padres si la peque√Īa era capaz de percibir esas sensaciones, pero la respuesta fue negativa. 
 
El mismo hecho ocurri√≥ algunos despu√©s, en las mismas circunstancias pero con otro trabajador y otra familia. A ra√≠z de esta situaci√≥n, los encargados del lugar decidieron buscar en los archivos una explicaci√≥n y, al parecer, la encontraron. En enero de 1898, Ana Jaime de Abarca, hija del m√©dico personal de Julio Argentino Roca, falleci√≥ con ocho a√Īos en esa habitaci√≥n a causa de tuberculosis. Desde entonces, varios turistas han manifestado ver a la menor deambulando por los pasillos o la azotea.

TODAS LAS CATEGOR√ćAS

EMPRENDIMIENTOS EN ESTA NOTA

CARGAR M√ĀS NOTAS

¿Encontraste algo interesante?
Compartí esta página en tus redes sociales

edisur_header_edisur@2x
Llam√° para solicitar asesoramiento comercial
0810-888-3347
Dejanos tu consulta comercial
y te asesoramos ¡Llamanos! 0810-888-3347