Edisur News
La Ciudad  ·  2020-09-09 18:00:00

La capilla Buffo, uno de los mayores monumentos al amor de todos los tiempos

Una historia de pasiones, tragedias, sacrificios y ciencia, que se esconde en un rincón de las Sierras de Córdoba.

El paisaje urbano de la ciudad de Unquillo va quedando atr√°s, el camino se vuelve cada vez m√°s pedregoso y, por delante, s√≥lo se ven las sierras de C√≥rdoba. 

Algunas pocas casas decoran el recorrido y el cruce con la ruta provincial que lleva a la reserva natural Los Quebrachitos es el √ļltimo vestigio de urbe antes de emprender el trayecto final. Un cartel indica que solo faltan tres kil√≥metros, girando a la derecha. M√°s piedras, m√°s √°rboles, m√°s naturaleza. Hasta que, casi por sorpresa, en medio de ese desolado escenario se levanta una de las construcciones m√°s interesantes y misteriosas de nuestra provincia: la casa y capilla Buffo.

Es curioso pensar que, 92 a√Īos atr√°s, sin rutas ni comunicaci√≥n, en un lugar donde todav√≠a era impensable la luz el√©ctrica o el agua corriente, un hombre venido del otro lado del oc√©ano pudiese haber levantado uno de los mayores monumentos al amor de todos los tiempos.

El amor y la tragedia en la vida de los Buffo

¬ŅCu√°ntas veces habr√° cruzado Guido Buffo el arroyo que serpentea frente a lo que alguna vez fue su hogar? El europeo lleg√≥ al pa√≠s desde la ciudad italiana de Treviso, en 1910. Desde el comienzo eligi√≥ las sierras de C√≥rdoba para desarrollar su vida. Una escena muy diferente a la que estaba acostumbrado, ya que estudi√≥ en grandes ciudades como Par√≠s, Tur√≠n y Venecia. 

Cuatro a√Īos hab√≠an pasado desde su llegada cuando conoci√≥ a quien ser√≠a su primer y √ļltimo amor. Leonor Allende, una periodista cordobesa de importante apellido, se transform√≥ en su esposa en 1914 y el 25 de junio de 1917 naci√≥ la √ļnica hija de la pareja, Eleonora.

Sin embargo, el destino les deparar√≠a algunos a√Īos de enfermedad y sufrimiento. Ambas mujeres fueron diagnosticadas con tuberculosis, por lo que Buffo no dud√≥ en construir una casa en medio de la naturaleza para mejorar la calidad de vida de sus grandes amores. 

En 1931 tuvo que atravesar la dura muerte de su esposa Leonor y diez a√Īos m√°s tarde la de su hija Eleonora. Desconsolado por la p√©rdida de su familia, el hombre tom√≥ sus conocimientos como pintor, escultor, m√ļsico, astr√≥nomo, inventor, sism√≥logo, cient√≠fico, educador, fil√≥sofo, escritor e investigador de Bot√°nica y Zoolog√≠a, e inspirado por el paisaje que lo rodeaba, comenz√≥ la construcci√≥n de una cripta familiar.

Una verdadera obra de arte y ciencia

A unos 35 escalones por encima de la casa, sobre una base circular, se elevan cuatro columnas que sostienen una c√ļpula de forma ojival y en conjunto componen la Capilla Villa Leonor. La construcci√≥n cuenta con una gran ac√ļstica interior, mientras la luz, que ingresa por orificios ubicados en el techo, destaca las pinturas que decoran el interior seg√ļn la rotaci√≥n del sol. 

La bóveda está cubierta por frescos renacentistas que representan el cosmos y pasajes de la vida de las difuntas mujeres. En el piso, un dibujo de nubes simulan una alfombra y algunas incrustaciones de bronce grafican los planetas y estrellas en la posición exacta cómo estaban en el momento de la muerte de Eleonora.

Adem√°s, desde el techo cuelgan tres p√©ndulos, entre ellos el de Foucault, que sol√≠a utilizarse para detectar los movimientos s√≠smicos. En el exterior se leen las notas de la Quinta Sinfon√≠a de Beethoven y la oraci√≥n de Jes√ļs en el huerto seg√ļn San Mateo.

Nueve a√Īos tard√≥ Buffo en terminar su creaci√≥n y varios m√°s necesitar√≠a para trasladar los cuerpos de quienes fueron la raz√≥n de su vida y se convirtieron en musas inspiradoras despu√©s. Guido muri√≥ en 1960. Los restos de los tres integrantes de la familia reposan en el lugar, que a√ļn hoy huele a amor y tragedia. La capilla es, en s√≠ntesis, una obra de arte que repleta el alma, y a la vez la llena de vac√≠o.

Una historia que a√ļn conmueve

La historia de amor y tragedia de esta familia europea-cordobesa a√ļn hoy conmueve a los turistas, que se acercan al lugar, transformado en Casa Museo, que guarda mobiliario, objetos originales y recupera creaciones literarias, investigaciones y obras de arte de sus antiguos habitantes, tres personas de elevada sensibilidad e intelecto.

Adem√°s de la visita guiada, el paisaje sirve de escenario para realizar actividades hol√≠sticas, o simplemente disfrutar de un momento de oraci√≥n y meditaci√≥n. Tambi√©n se realizan actividades art√≠sticas para ni√Īos, reconocimiento de flora y fauna de la reserva, entre otros atractivos.

TODAS LAS CATEGOR√ćAS

EMPRENDIMIENTOS EN ESTA NOTA

CARGAR M√ĀS NOTAS

¿Encontraste algo interesante?
Compartí esta página en tus redes sociales

Agencia de Publicidad Córdoba
edisur_header_edisur@2x
¿Encontraste algo interesante?
¡Llamanos! 0810-888-3347
Solicitá un asesor
¡Contactate ahora! ¡Llamanos! 0810-888-3347